Mejores son dos que uno; porque tienen mejor paga de su trabajo. Porque si cayeren, el uno levantará a su compañero...

Eclesiastés 4:9, 10

Los ricos en espíritu ayudan a los pobres en una gran hermandad, teniendo todos el mismo Principio, o Padre; y bendito es ese hombre que ve la necesidad de su hermano y la satisface, buscando su propio bien en el ajeno.

Mary Baker Eddy, Ciencia y Salud con la Llave de las Escrituras, pág. 518

Orar por el mundo y por nosotros mismos

El mundo está enfrentando problemas urgentes que nos afectan a todos, y nuestras oraciones son necesarias. Tenemos recursos que pueden ayudar.

Más

¿Cómo puedo sanarme?

La oración es práctica y eficaz. Todos pueden aprender a aplicar las leyes intemporales de la Biblia a toda clase de necesidades humanas actuales.

Saber más

El Heraldo de la Ciencia Cristiana

Artículos y testimonios de curación

Lea millares de curaciones por la Ciencia Cristiana publicadas en El Heraldo de la Ciencia Cristiana.

Más