Mary Baker Eddy

Mary Baker Eddy (1821–1910) se consideraba a sí misma una pionera espiritual cuya obra abarcaba las disciplinas de la ciencia, la teología y la medicina.

Mary Baker Eddy

Ella fue una estudiante de la Biblia toda su vida, y en 1866, obtuvo un poderoso discernimiento espiritual, cuando después de leer las curaciones de Jesús, experimentó una notable recuperación de un accidente que había puesto en riesgo su vida. A partir de ese momento crucial, se esforzó por comprender cómo se había sanado. Volvió a recurrir a la Biblia y a la oración para obtener respuestas. Entendió claramente que la curación espiritual se basaba en las leyes divinas de Dios, el Espíritu, y que cualquiera podía aplicar estas leyes para sanar todo tipo de sufrimiento humano y pecado.

Desde este punto de vista, la curación espiritual no era milagrosa, sino una consecuencia de la comprensión de la omnipotencia y el amor de Dios, que son tan reales y demostrables hoy como en tiempos bíblicos. Durante las siguientes cuatro décadas, Mary Baker Eddy se dedicó a practicar, enseñar y compartir esta Ciencia del Cristianismo sanadora.

A medida que era conocida como sanadora cristiana, la llamaban con frecuencia para que sanara casos desahuciados por los médicos. Una vez le pidieron que visitara a una paciente a quien un conocido médico le había diagnosticado que se estaba muriendo de neumonía. Ella escribió: “Al ver que yo la había restablecido instantáneamente sin ayuda material, me preguntó con profundo interés si tenía alguna obra que describiera mi sistema de curación... me instó a que escribiera de inmediato un libro que explicara al mundo mi método metafísico de curación” (La Primera Iglesia de Cristo, Científico, y Miscelánea, pág. 105).

En esa época ella ya estaba redactando notas que más tarde se convertirían en su obra principal, Ciencia y Salud con la Llave de las Escrituras, un libro que contiene la explicación completa de la Ciencia Cristiana y su fundamento bíblico de la curación espiritual. Durante más de un siglo los lectores han relatado cómo la lectura y el estudio de este libro les han dado una percepción espiritual de la Biblia y de su relación inalterable con Dios. Este nuevo discernimiento resultó en curación física y regeneración moral que han transformado sus vidas.

Más adelante Mary Baker Eddy estableció la Iglesia de Cristo, Científico, como denominación cristiana y movimiento mundial de sanadores espirituales. Ella publicó 15 libros más y fundó varias revistas semanales y mensuales: El Heraldo de la Ciencia Cristiana, The Christian Science Journal y el Christian Science Sentinel, los cuales contienen artículos sobre la práctica de la Ciencia Cristiana y testimonios de curación verificados. En 1908, a la edad de 87 años, fundó The Christian Science Monitor, un diario internacional que ofrece una cobertura equilibrada y humana de las noticias mundiales, y que está siempre tan alerta al progreso y a las posibilidades de desarrollo, como a la necesidad humana de aliviar el sufrimiento y poner fin a los conflictos. Fue fundado para “no hacer daño a nadie, sino bendecir a toda la humanidad” (La Primera Iglesia de Cristo, Científico, y Miscelánea, pág. 353). Hoy en día, el Monitor está disponible en su sitio web, en ediciones semanales digitales e impresas, y por medio de un boletín de noticias diarias, el Daily News Briefing.

Usted puede adquirir la Biblia, Ciencia y Salud, y las demás obras de Mary Baker Eddy en una Sala de Lectura local de la Ciencia Cristiana o por Internet. Además, puede conocer la vida y las contribuciones de Mary Baker Eddy al mundo en MaryBakerEddyLibrary.org (en inglés).