El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.

—1era de Corintios 13:4-7

¿Sería la existencia sin amigos personales un vacío para vosotros? Llegará el tiempo, entonces, en que os encontraréis solitarios, sin que nadie se compadezca de vosotros; mas ese aparente vacío ya está colmado de Amor divino. Cuando llegue esa hora de desarrollo, aun cuando os aferréis a un sentido de goces personales, el Amor espiritual os obligará a aceptar lo que mejor promueva vuestro progreso.

—Mary Baker Eddy, Ciencia y Salud con la Llave de las Escrituras, p. 266.

Las oraciones hacen una diferencia en nuestras relaciones

Las oraciones hacen una diferencia en nuestras relaciones

El Amor divino está siempre presente, expresándose en todas nuestras relaciones humanas y trayendo paz y armonía a todas nuestras interacciones.

Aprender más

Relatos de curación

Relatos de curación

La práctica de la curación por medio de la Ciencia Cristiana ha tenido como resultado notables curaciones de problemas físicos y mentales durante más de un siglo. ¿Cómo sana la oración? ¿Cómo es posible sanar por medio de la oración toda clase de necesidades humanas? Aprenda más sobre este tema escuchando relatos de otras personas que han sanado por medio de la Ciencia Cristiana.

Más

¿Cómo puedo sanarme?

¿Cómo puedo sanarme?

La Biblia nos brinda una norma de la curación que se basa en leyes espirituales eternas. Todos pueden aprender a aplicar estas ideas espirituales científicas a las demandas de hoy y encontrar soluciones que dan prueba de la bondad de Dios.

Averiguar más