Trabajo en prisiones y otras instituciones

Donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad.

—2 Corintios 3:17

Mary Baker Eddy apoyó y promovió el trabajo en instituciones reformadoras durante toda su vida. Su interés en trabajar con los presos comenzó a través de la temprana conexión que tuvo con la familia Pilsbury, reconocida por los métodos humanos e innovadores que usaban para reformar las prisiones. El capitán Moses Pilsbury, amigo de la familia Baker, fue alcaide de la prisión estatal de Nuevo Hampshire en Concord, Nuevo Hampshire, Estados Unidos (1818–1826 y 1837–1840). La relación de ella con los Pilsbury se profundizó a través del empleo que tenía su hermano George con el capitán Amos Pilsbury en la prisión de Wethersfield, Connecticut, y el matrimonio de su hermana Martha con Luther Pilsbury, alcaide asistente de la prisión del Estado de Nuevo Hampshire.

El 12 de mayo de 1900, en una nota a uno de sus alumnos después que él había hecho arreglos para que hubiera servicios religiosos de la Ciencia Cristiana en la cárcel del condado de Merrimac, Mary Baker Eddy escribió: “Me alegra de que haya usted comenzado la Misión de la Ciencia Cristiana con fe en que puede abrir las puertas de la prisión y liberar a los cautivos. Dios nos bendecirá en este camino de Su designio” (Tomlinson, Twelve Years With Mary Baker Eddy, pág. 186).

Los ministros en las prisiones continuaron siendo importantes en las vidas de los miembros de su iglesia. Con frecuencia leía testimonios de trabajadores y presos a los que habían ayudado en las reuniones de testimonios de los miércoles, y los publicaba en sus publicaciones periódicas: The Christian Science Journal y el Christian Science Sentinel. Su propia vida y escritos incluyen relatos similares, tal como cuando ella sanó a un hombre demente que se había escapado de un asilo (1868); cuando ella visitó al asesino del Presidente Garfield, que estaba prisionero en la ciudad de Washington, D.C. (1882); y en declaraciones publicadas de curaciones y reforma producidas mediante la lectura de Ciencia y Salud con la Llave de las Escrituras (véase Escritos Misceláneos 1883–1896, págs. 405–406).

Continuando con ese compasivo compromiso con aquellos que están encarcelados, las iglesias filiales de la Ciencia Cristiana alrededor del mundo apoyan el trabajo institucional mediante los programas de capellanes voluntarios. Aunque el término capellán usualmente está reservado para clérigos ordenados, muchas instituciones se apoyan en ministros laicos para ayudar a responder a las necesidades espirituales de sus presos, pacientes o residentes. Estos capellanes voluntarios a menudo son supervisados por un capellán profesional formado en seminario.

Los Científicos Cristianos que trabajan en instituciones por lo general reciben una carta de su iglesia filial o del Comité Institucional Estatal verificando su nombramiento. Algunas instituciones también requieren que los voluntarios reciban entrenamiento del capellán profesional de la institución antes de servir. Las personas e iglesias filiales interesadas deben comunicarse con cada institución para averiguar cuáles son los requisitos específicos para ser ministros voluntarios.

Reciba más información

El Contacto del Comité Institucional está disponible para responder a sus preguntas en instliaison@christianscience.com.

A continuación hay una muestra de la carta de presentación que puede adaptarse para usar de acuerdo con los requisitos de la institución en particular.

Fecha:

Atención: (Capellán de la institución)

Dirección:

Estimados señores:

Esta carta certifica que (nombre del voluntario/a de la Ciencia Cristiana) ha sido nombrado/a (capellán/trabajador/a) de la Ciencia Cristiana en (nombre de la institución). (Nombre del capellán / trabajador/a) ha sido miembro de (la Iglesia o Sociedad de la Ciencia Cristiana) durante ( ) años. (Él/ella) ha sido entrevistado/a y evaluado/a para servir en (nombre de la Institución) por (la Comisión Directiva de la Iglesia / Sociedad o el Comité Institucional) conforme a sus calificaciones para hacer este importante trabajo. (Nombre del capellán / trabajador/a) debe cumplir con los principios de la (Iglesia / Sociedad o Comité Institucional) según fue aprobado por la Comisión Directiva de la (Iglesia / Sociedad y lugar).

Conforme al entrenamiento y a las regulaciones institucionales de la (Institución), (nombre del capellán/trabajador/a), como (capellán / trabajador/a) voluntario/a tiene la aprobación de la (Iglesia / Sociedad y la Comisión Directiva), para desarrollar las siguientes funciones:

  • Iniciar contacto con personas que se identifiquen como Científicos Cristianos o bien soliciten servicios religiosos de la Ciencia Cristiana.
  • Proporcionar apoyo mediante la oración para ayudar a las personas a lidiar con problemas físicos, espirituales o morales. (Nota: Esto se aplica a capellanes que ayudan a las personas en su función como practicista de la Ciencia Cristiana.)
  • Conducir servicios de la Ciencia Cristiana siempre que haya una necesidad.
  • Distribuir literatura de la Ciencia Cristiana a aquellos que deseen tenerla.

Se le ha instruido que todas las actividades de la denominación deben tener la aprobación de la oficina del capellán institucional. Mucho apreciaremos todas las gentilezas y ayuda que ustedes puedan ofrecer, tal como autorizarle el acceso a las listas actuales de personas que han declarado que la Ciencia Cristiana es su preferencia religiosa. No tengan reparo en comunicarse con (él/ella) en cualquier momento si se enteran de que hay personas que solicitan el ministerio de un Científico Cristiano. Su información de contacto es: (teléfono y correo electrónico). Tengan la seguridad de que su programa religioso tiene nuestro continuo apoyo y de que deseamos servirlos siempre que sea posible.

Con afecto,

(Secretario/a por/ o Presidente de la Comisión Directiva de la Iglesia / Sociedad o Comité Institucional)
(Nombre de la Iglesia / Sociedad o Comité Institucional)
(Dirección de la Iglesia / Sociedad o Comité Institucional)