Comité de Publicación

En un mundo lleno de conflictos y divisiones religiosas, el entendimiento genuino entre personas de diferentes fes y orígenes a veces parece tan excepcional como vital. Los estereotipos abundan. A los creyentes religiosos a menudo les resulta difícil ver más allá de sus diferencias. Los comentaristas seculares con frecuencia agrupan todas las creencias como si fueran lo mismo.

Obstáculos similares son igualmente comunes en la percepción pública de la Ciencia Cristiana. El primer paso hacia una mayor comprensión, como señalaba una publicación de la iglesia titulada Diálogo con el Mundo hace varias décadas, es a menudo el “aclarar la maleza enmarañada de conceptos erróneos” (La Junta Directiva de la Ciencia Cristiana, 1972).

Los Comités de Publicación de la Ciencia Cristiana han estado dialogando con el mundo desde las primeras épocas de esta religión. La eliminación de conceptos erróneos sobre la Ciencia Cristiana que obstruirían la comprensión genuina es el centro de su trabajo. Al establecer el puesto de Comité, la fundadora de la iglesia, Mary Baker Eddy, dio instrucciones de que esta labor se llevara a cabo “de una manera cristiana” (Manual de La Iglesia, pág. 97). El propósito no es dar una cierta interpretación o promover una imagen pública, sino dar testimonio de la verdad. El espíritu es el de la curación, no la crítica de los que no están de acuerdo.

El trabajo de los Comités de Publicación se describe en el Artículo XXXIII del Manual de la Iglesia. La oficina del Gerente de los Comités de Publicación se encuentra en Boston, Massachusetts, y hay más de 100 Comités de Publicación nombrados anualmente para servir en sus áreas, a nivel mundial. El trabajo cotidiano puede incluir escribir, hablar o corresponderse con teólogos, académicos, escritores, miembros de la prensa, estudiantes, funcionarios de la salud o legisladores; pero en el más estricto sentido, la revocación y la curación de los malentendidos públicos y las percepciones erróneas involucra a todos los Científicos Cristianos que, a través de su amor en Cristo, ayudan a compartir una visión sincera de la Ciencia Cristiana con el mundo.

Sírvase comunicarse con el Comité en su área para saber cómo puede ayudar.

Comités de Publicación locales