Perfil del conferenciante

Fabián Smara, CSB  Accionar

  • Spanish

Miembro del Cuerpo de Conferenciantes de la Ciencia Cristiana

Fabián Smara, CSB

Información de contacto

El Bolson, Río Negro, Argentina
Teléfono: 0294 4491248
Correo electrónico: smara.csb@gmail.com

Siempre tuve interés por la curación y la espiritualidad.  Deseaba aliviar el sufrimiento del prójimo, y eso me llevó a explorar diferentes sistemas alternativos de curación y enseñanzas espirituales.

Al poco tiempo de casarnos, mi esposa y yo nos establecimos en una pequeña ciudad cordillerana del sur argentino, El Bolsón, lejos de nuestro Buenos Aires natal. Fue un precioso tiempo de búsqueda y fortalecimiento interior; pero, aún tenía muchas preguntas sin responder y necesidades a ser satisfechas.

Un día conocí la Ciencia Cristiana, la cual su descubridora, Mary Baker Eddy, define como “las leyes divinas de la Vida, la Verdad y el Amor” tal como pueden ser comprendidas en La Biblia a través de las enseñanzas y vida de Jesús. Fue entonces que las enseñanzas del maestro cobraron una nueva dimensión para mí. Pude verificar de manera palpable, mediante la curación por la oración, el alcance de su declaración “conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres” (Juan 8:32).

En su libro Ciencia y Salud con la Llave de las Escrituras, Mary Baker Eddy escribe: “el cuerpo mejora bajo el mismo régimen que espiritualiza el pensamiento” (pág. 370). Entendí que mediante un conocimiento correcto de Dios y Su creación era posible restablecer la salud.  Con alegría, vi que mis dos amores — la espiritualidad y la curación — se habían encontrado. Toda mi experiencia de vida se vio enriquecida.

Cuando supe que era posible tomar una clase de 12 días con un maestro autorizado de la Ciencia Cristiana, decidí hacerlo. Lo que aprendí me fue muy valioso y me preparó para dedicarme a tiempo completo a ayudar al prójimo mediante la oración como practicista de la Ciencia Cristiana.

Dentro del movimiento de la Ciencia Cristiana hallé el cauce apropiado para trabajar junto a otros, para ampliar el alcance de mi servicio a la humanidad dando clases a niños y jóvenes, facilitando mesas redondas sobre la práctica de la Ciencia Cristiana en diferentes países de América del sur, escribiendo artículos y participando de programas radiales. También en 2015 recibí una capacitación que me capacitó para ser maestro de la Ciencia Cristiana y así poder acompañar a otras personas en su propio derrotero espiritual.

Espero con alegría el momento de compartir algo de este valioso tesoro de ideas espirituales que he hallado en la Ciencia Cristiana con todos ustedes.


Títulos de las conferencias disponibles

La Vida divina, un poder que transforma y sostiene

¿Cuál es el sentido de la vida? ¿Acaso no queremos todos saber más acerca de cuál es nuestro propósito en la vida? ¿Saber cómo vivir mejor, más saludablemente y sentir que vale la pena vivir?

Hubo una época en mi vida en la que tuve que lidiar con estas preguntas. Me sentía abrumado por las exigencias de mi trabajo y por la joven familia que estaba formando. Al mismo tiempo, estaba luchando con un dolor en la cadera que ni los calmantes ni una terapia de masajes lograban aliviar.

Para mí, esos tratamientos se centraban solo en los síntomas del problema, no en la raíz del asunto, y me di cuenta de que no solucionarían nada. Yo necesitaba obtener una mejor comprensión de mi vida, como algo que está más allá del dolor, las luchas y las limitaciones.

Sabía que la Biblia dice que Dios es Vida. ¡Es maravilloso pensar en nuestra vida desde esta perspectiva! A medida que lo hacía, me di cuenta de que mi perspectiva cambiaba de un punto de vista temeroso y limitado respecto a mi vida y a mis posibilidades, hacia un punto de vista espiritual valiente y lleno de alegría. Comencé a entender que puesto que Dios es Vida, Él debe ser la fuente de mi vida, incluso de mi salud, de mi propósito y hasta de mi provisión. Este cambio de perspectiva también produjo un cambio externo: Me liberé del dolor, mi carrera cambió completamente de rumbo, y nuestra familia encontró más estabilidad económica.

Hacer este cambio y ver que Dios es nuestra Vida y la fuente que nos sostiene es algo que cada uno de nosotros puede hacer, y los efectos de este cambio son asombrosos. Espero que me acompañen para aprender más acerca de cómo la Ciencia Cristiana puede revelar este nuevo entendimiento de la vida, así como la curación y libertad que vienen con este inspirado punto de vista espiritual.